Ester Expósito, preocupada por el mensaje que se pretende mandar a las niñas con su imagen