Estos shots de cheesecake y cereza tienen el poder del whisky Fireball dentro. Engañan con su tamaño