Estudiantes españoles fueron con faldas a la escuela y protestaron contra la homofobia. No más odio