Estudio asegura que los perros sonríen cuando están felices. Expresan muy bien sus sentimientos