Estudio revela que una mala alimentación puede causar enfermedades mentales. Cuerpo sano, mente sana