Ezra Miller demostró con absoluto glamour que el labial rojo no es solo para mujeres. Luce fabuloso