Familias reúnen y regalan 35.000 dólares a un querido conserje escolar. Es un héroe para los niños