Fanático de la ropa del siglo 19 se aburrió y colgó sus trajes. Ahora quiere ser una estrella de TV