Fans de Johnny Depp llenaron de malas calificaciones la nueva serie de Amber Heard. Quieren venganza