Felinos vigilantes tienen un techo de vidrio para observar clientes de su tienda. Son omnipresentes