Toni Standen, una mujer de 29 años de Widnes, Cheshire, en Inglaterra, inventó que le habían diagnosticado un cáncer terminal y que le quedaban dos meses de vida.

Standen incluso se afeitó la cabeza para que fuera más real e hizo creer a sus amigos que iba a morir. Ellos cumplieron su…

Ahora puedes leer el artículo de UpSocl sobre Fingió tener cáncer terminal para poder pagar la boda de sus sueños. Hoy paga en prisión su mentira.

También te puede interesar:  Kim Kardashian reveló su poco glamoroso pero efectivo secreto para bajar de peso

Seguir leyendo artículo en UpSocl.