Fingió tener cáncer terminal para poder pagar la boda de sus sueños. Hoy paga en prisión su mentira