Fotógrafo advierte sobre el tamaño de los «abejorros asesinos». Son tan grandes como peligrosos