Francia legalizó tratamientos de vientre de alquiler para lesbianas y solteras. Fueron años de debate