Gallina y cachorro se unieron para alcanzar comida de la mesa. Una alianza inesperada pero adorable