Gatito de “dos caras” abandonado al fin encuentra una familia. Su particularidad lo hace especial