Gatitos nacieron con las mismas necesidades especiales. Cuando se conocen se vuelven inseparables