Gato lleva 2 años intentando ingresar a museo. No se da por vencido y tiene un cómplice para su plan