Gato se subió a la hamaca de la bebé y jugó como un niño más. Le gusta ser el centro de atención