Gemelos compararon una dieta vegana con la carnívora. Uno resultó más fuerte y el otro más saludable