Graba una tormenta y dicen que captó a “Dios” entre las nubes: “¡No pueden decirme que no es real!”