“Grace, una niña fue abandonada en el hospital y ni siquiera tiene nombre. ¿Puedes venir por ella?”