Guinness, el gatito de 99 gramos que fue salvado por una voluntaria. Lo alimentaban solo con gotas