Harry reveló que abandonó la realeza porque “destruyó” su salud mental. Y también la de Meghan