Harry y Meghan estarán “absolutamente invitados” a importante evento real en 2022. Una señal de paz