Hay gatas suspirando con el “antes y después” de este galán. Fue muy gordito pero hoy es fortachón