Hermanos reciben trasplante de corazón con 48 horas de diferencia. En Brasil lo tildan de milagro