Hija de albañil y de costurera logró ser aceptada en Harvard. Es un orgullo para sus padres