Hijo de un vendedor de chatarra logra entrar a estudiar Medicina en su noveno intento. Es su orgullo