Varias cosas pueden pasar al momento en que se hace un pedido de comida por delivery. Por ejemplo, la comida podría llegar atrasada, fría, o el repartidor perderse de la dirección de entrega. Pero algo ocurrido en Kentish Town, Inglaterra, superó todos los límites: el encargado de entregar…

Ahora puedes leer el artículo de UpSocl sobre Hombre que trabaja de delivery canceló un pedido que le hicieron y se lo comió. Tenía mucha hambre.

También te puede interesar:  Llegó el monstruo de las calorías: restaurante japonés inventó un sushi pizza que pesa 6 kilos

Seguir leyendo artículo en UpSocl.