Hombre se topa con ardilla albina y la alimenta con semillas. Hay solo 50 ejemplares en Gran Bretaña