Hombres millennials consienten más a sus mascotas que las mujeres, según estudio. Son como sus hijos