A veces nos confiamos mucho con nuestra capacidad para reparar cosas sin la ayuda de profesionales. Unos lo llaman orgullo, otros lo llaman estupidez, pero el resultado siempre es el mismo: ¡muchas risas para nosotros! Echa un vistazo.

1. “Una genuina aberración visual”.

var…

Ahora puedes leer el artículo de Difundir sobre Humor: 18 Personas tacañas que decidieron ahorrar en reparaciones.

Seguir leyendo artículo en Difundir.