Indignación en Twitter por la «tortilla española» de un bar de Cambridge