Influencer fue llamada la “resurrección” de la Princesa Diana. Enseñaba a hacerse su famoso peinado