Instaló máquina de juegos en su casa y perdió 56 kilos. Transformó radicalmente su cuerpo bailando