Jason Momoa mostró lo bien que le sienta el rosado en una sesión de fotos. Despeinado pero elegante