Joe Biden frena la producción de armas de fuego en Estados Unidos. Las califica como una epidemia