Joven chef con síndrome de Down abrió marca propia de golosinas gourmet. Es furor en redes sociales