Joven colombiano defendió a un indigente de la policía y le dio de comer. Se convirtió en su amigo