Joven con síndrome de Down contrata a personas con discapacidades. Su negocio y felicidad crece