Joven desesperado pide trabajo con un cartel en semáforos de brasil. Sin éxito, estalla en lágrimas