Joven le regaló unas calcetas a una abuelita que vivía en la calle. No tenía cómo abrigarse del frío