Katy Perry deja la melena rubia y regresa al cabello negro. Sus fans aseguran que “no envejece”