Keanu Reeves quiere volver a ser Constantine. Se aburrió de vengarse y prefiere atrapar demonios