Kellogg’s están transformando las sobras de su cereal en cerveza. Quieren reducir la basura que tiran