“Ken humano” fue víctima de un ataque de homofobia en un bar. Lo llamaron gay y rompieron su nariz