Kim Kardashian publicó una foto para promocionar su maquillaje y se convirtió en el blanco de burlas