La abandonaron en un basurero cubierta en quemaduras químicas. No sabe cómo confiar en los humanos