La asistente personal de Kylie Jenner parece una Kardashian más